Dedicatoria

Templo de Poseidón, Sunión

under the space 
of the clouds
any road
of painted nets 
over the ocean
with dedication

the light of expression
that gives life
doesn't die
j j j

El Auriga de Delfos

Leemos entre nosotros, ya al fin de la noche, este poema hecho en nuestra estadía en Delfos.

The Charioteer of Delphi

Ο Ηνίοχος των Δελφών

Junto al valle
el cielo devora
la luz que a la piedra conserva

alguien
aquí detenido
sus alas ausenta
un manto del tiempo
robando el don de su cuerpo

parece no haber
en las sombras sus nombres
lugar cuando el rito
a la diosa despoja

su más cierto rostro destruido
meridiano frio encaminado
los pies desnudando el agua

su mano
conduciendo la demora.

j j j

Acto de la Musa

 

Nos encontramos el sábado 1º de abril, a las 12:00 h a un lado del Acrópolis, en la Church of Agios Demetrios Loumpardiasis, lugar donde está trabajando la artista Vivian Suter con su asistente Feodora para su muestra en Documenta 14; estaban Cecilia Vicuña y su esposo Jim, acompañados de Mónica; llega Kleoni Manoussakis, Dieter Roelstraete, Eva Koutoulaki y Yanis Choulakis. Vamos todos a un patio interior y nos reunimos en círculo; a cada uno se le enseña la aplicación con nuestras cartas interactivas, al hacer un touch sobre la pantalla del celular, la figura se detiene y muestra un dibujo que trae una palabra, junto a ella cada cual agrega otra nueva; ya dichas se dibuja sobre unas tarjetas blancas con tinta china.
Cecilia en un comienzo, a propósito de nuestra visita a Delfos nos habla de la Serpiente, su simbolismo de la vida y la muerte, su signo femenino, su relación con Delfos. A partir de esto decidimos que el dibujo de cada uno es una representación de la serpiente. A continuación las palabras que van apareciendo en el juego:

La cáscara escrita
la expresión de la Pitonisa
lejana tierra
esfuerzo y destino
el rito del cielo
belleza del amor
la paz del desprendimiento
estrellas de la imaginación
gato tigre
la libertad de siempre
sueño sobre la roca
el árbol de agua
esfuerzo en ondas
nueve sostenido
el acto del río
las estrellas en círculos

Para finalizar el acto, Manuel Sanfuentes lee las palabras para anticipar un poema; Cecilia cierra todo y dice que ella las va a cantar, se encluquilla, inicia un ruido gutural, como masticando las palabra; se para, va a cada uno y al oído en secreto nos dice algo; como un rito ancestral todos quedamos sumido en ese secreto, guardamos silencio por un momento más.

Luego del acto; algunos subimos al Monte de las Musas (Φιλοπάππου) desde donde se aprecia una hermosa vista a la ciudad y a la Acrópolis.

j j j

Las preguntas de Amereida

Hacemos una selección de preguntas que el poema de Amereida nos plantea en cuanto al ser americano, su relación con la latinidad y la posibilidad de un signo como origen:

«perdámonos en pos de nuestros propios pasos– detrás de la sobreluz hay siempre un signo

¿tiene signo nuestro origen? ¿qué origen?»

χάνουμε τους εαυτούς μας για χάρη των βημάτων μας
πάνω από το φως υπάρχει πάντα ένα σημάδι
έχει σημάδι η προέλευση μας; ποια προέλευση;

«¿podemos interrogar poéticamente
el propio desenvolvimiento del signo
tratar de discernirlo
a través
de cómo nos hemos vuelto americanos
quienes lo somos
para que él mismo
nos manifieste en la palabra?»

Μπορούμε να εξετάσουμε ποιητικά την εξέλιξη του σημαδιού και να διακρίνουμε πως έχουμε γίνει αμερικάνοι;
ποιοι είμαστε;
ώστε το σημάδι να μας φανερώσει στο λόγο;

¿y no concluye acaso
el advenimiento americano
el mar de aguas en el mundo?

και δεν ολοκληρώνει ίσως η αμερικάνη έλευση
το θαλασσινό νερό του κόσμου

¿qué heredamos
amanecidos en este borde?

¿qué heredamos cuando nos sorprendemos
en regalo
inmigrantes
hijos de inmigrantes
mestizos
o aborígenes

despertados otros
en la donación?

τι κληρονομήσαμε ξυπνώντας σε αυτό το σύνορο;
τι κληρονομούμε όταν ξαφνιαζόμαστε ως δώρο;
μετανάστες, παιδιά μεταναστών, μιγάδες η αυθόχθονες
ξυπνάνε άλλοι με τη δωρεά;

¿no aparece la historia
donde la tierra y el cielo se unen y se miden?

¿qué otra cosa
significa horizonte?

Δε είναι η ιστορία που η γη και ο ουρανός ενώνονται και χωρίζονται, μετριούνται;
Τι άλλο σημαίνει ο ορίζοντας;

¿no iluminan así las estrellas a los hombres
y esclarecen
para que haya pueblo?

δεν φωτίζουν έτσι τα αστέρια τους ανθρώπους και διευκρινίζουν για να υπάρχουν χωριά

¿qué heredamos
si sólo una tradición da figura?

τι κληρονομήσαμε αν μόνο η παράδοση δίνει σχήμα;

¿ américa
épica ?

επική
          αμερική;

¿estamos en una tierra que recoge con prudencia la antigua tradición del ágora y que con prudencia se detiene junto a climas favorables que no avanza a climas de rigor extremo y que se guía por una imagen única de lo que es lo favorable?

είμαστε σε μια γη που συλλέγει σοφά την αρχαία παράδοση της αγοράς που με σεμνότητα σταματάει δίπλα σε ευνοϊκά κλίματα και δεν προχωρά σε κλήματα ακραία και καθοδηγείται από μια μοναδική εικόνα του τι είναι ευνοϊκό;

¿qué es esta américa retornada e invertida?

Τι είναι αυτή η αμερική επιστρφείσα και ανεστραμμένη;

¿de qué será donadora amereida?

τι δωρίζει η αμερειδα:

¿Por qué no aceptar y cuidar la realidad para que
las cosas cobren su propia e inaudita existencia?

Γιατί να μην αποδεχθούμε και να φροντίσουμε τη πραγματικότητα,
έτσι ώστε τα πράγματα να πάρουν τη δικιά τους πρωτοφανή ύπαρξη;

¿Qué lógica en nuestras huellas?

ποιά η λογική στις πατημασίες μας;

¿ Lengua sin lenguaje ?
mas
¿ quiénes son ustedes
gente de aquí ?

γλώσσα χωρίς λεκτικό;
μα ποιοι είστε εσείς οι άνθρωποι από εδώ;

¿no irrumpió américa
en lenguas portuguesa y española?
lenguas de misma fe y latinas
lenguas que vienen abiertas

en aventura
e imperio

¿no nos une por ellas
una aptitud para creer

pues cada lengua vive
suspendida
en su pudor?

¿y no nos hacen latinos
sus lenguajes?
¿no heredamos con ellos una voz?

δε χωρίστηκε η Αμερική σε γλώσσες πορτογαλέζικες και ισπανικές
γλώσσες λατινικές της ίδιας πίστης
γλώσσες που έρχονται ανοιχτές
στη περιπέτεια και στην αυτοκρατορία

δεν μας ενώνει σε αυτές η ικανότητα να πιστεύουμε;

κάθε γλώσσα ζει αναστέλλοντας τη σεμνότητά της;
και δε μας κάνει λατινογενείς το ιδίωμα μας
δεν κληρονομήσαμε από αυτούς μια φωνή;

este vuelo quebrado anhelante lo hemos llamado phalène
poco importa

αυτή η γεμάτη λαχτάρα μα σπασμένη πτήση την ονομάζουμε phalène (σκόρος) δεν έχει και πού σημασία
ευχαριστούμε πολύ

Traducción Kleoni Manoussakis; Atenas, marzo 2017.

j j j

Primer poema de Amereida

¿no fue el hallazgo ajeno
a los descubrimientos

– oh marinos
sus pájaras salvajes
el mar incierto
las gentes desnudas entre sus dioses ! –
porque el don para mostrarse
equivoca la esperanza?

δεν ήταν μια συνάντηση ξένη;
   στις ανακαλύψεις
                    - ω ναυτικοί
τα άγρια πουλιά σου
η διστακτική θάλασσα
οι άνθρωποι γυμνοί ανάμεσα στους θεούς τους -
γιατί η ευλογία που δείχνεται
αδικεί την ελπίδα;

¿no dejó así
la primera pasión del oro
al navegante ciego
por esa claridad sin nombre
con que la tarde premia y destruye
la apariencia?

δεν άφησε έτσι
το πρώτο πάθος του χρυσού
ο τυφλός πλοηγός
για αυτή τη διαύγεια χωρίς όνομα
που το απόγευμα ανταμείβει και καταστρέφει
το φανέρωμα;

¿y ni día ni noche
la tercera jornada no llegó como una isla
y suavemente sin violentar engaños
para que el aire humano recibiera sus orillas?

que también para nosotros
el destino despierte mansamente

Και ούτε μέρα ούτε νύχτα;
Η τρίτη μέρα δεν ήρθε ως νησί
και απαλά χωρίς να παραβιάζει την απάτη
Ώστε ο ανθρώπινος αέρας να δεχθεί τις ακτές
και για εμάς
η μοίρα ξυπνάει μειλίχια

desde aquella gratuidad del yerro
se abren todavía
los grandes ríos crueles de anchas complacencias
las montañas solas sobre las lluvias
los árboles difíciles dejando frutos
en la casa abandonada

από εκείνο το άστοχο φιλοδώρημα
παραμένει ανοικτό
τα σκληρά μεγάλα ποτάμια της μεγάλης ανοχής
τα βουνά μόνα στις βροχές
τα δύσκολα δέντρα αφήνουν τα φρούτα
στο εγκαταλειμμένο σπίτι

y aún con otros
¿no buscó el paso su abertura
tanteando en la costa
como en la noche el ojo su aventura?

Και ακόμα με τους άλλους
δε ψάχνει το μονοπάτι για το άνοιγμά του;
Ψηλαφίζονταν στην ακτή
όπως τη νύχτα το μάτι τη περιπέτεια του;

¿y no entregó el viento en torno al primer barco
su saludo más vasto
su inconsolable inocencia
sobre las pampas
y la dulzura de otro mar blanco inexistente
cuya sorpresa guarda la mirada
cuando la tierra púdica se entrega?

και δε παράδωσε ο άνεμος με τη σειρά του στο πρώτο καράβι
τον ποιο απέραντο χαιρετισμό του;
την απαρηγόρητη αθωότητά του;
στην επίπεδη γη
και στη γλύκα της άλλης θάλασσας της άσπρης της ανύπαρκτης
ποια έκπληξη προστατεύει τη ματιά
όταν η σεμνή γη παραδίδεται;

porque así como el trabajo encubre
la mano que se arriesga
la seña
la verdadera seña miente como el día
para salvar de otros usos
la noche regalada

γιατί έτσι όπως η δουλειά καλύπτει το χέρι
το χέρι που κινδυνεύει
το σινιάλο
το αληθινό σινιάλο ψεύδεται όπως η μέρα
για να σώσει από άλλες χρήσεις
τη νύχτα που χαρίζεται

y sin embargo
escucharon esos extraños
la útil y sola melodía del cordaje
responder bajo la luz vacía que aún nos llama

porque allí el tiempo nace de la guardia

ωστόσο
άκουσαν αυτούς τους παράξενους
τη χρήσιμη και μονάχη μελωδία των σχοινιών
ανταποκρίνεται κάτω από το άδειο φως που ακόμα μας καλεί
γιατί εδώ ο χρόνος γεννιέται από τη προστασία

¡oh desapegos que uno mismo ignora
antiguas gentes nocturnas
a quienes el peligro abre sus ofrendas
y la primera tumba inútil
donde con gracia
comenzar otro pasado!

Ω απεμπλοκές που αγνοείτε ότι έχετε
αρχαίοι νυχτερινοί άνθρωποι
που ο κίνδυνος ανοίγει τις προσφορές σας
και ο πρώτος άχρηστος τάφος
που με χάρη
αρχίζει άλλο παρελθόν

 


Traducción Kleoni Manoussakis; Atenas, marzo 2017.

j j j

Acto del trazado

Miércoles 29 de marzo

A las 11:30 nos encontramos en la gran sala de la ΑΝΩΤΑΤΗ ΣΧΟΛΗ ΚΑΛΩΝ ΤΕΧΝΩΝ (Athens School of Fine Arts) ASFA en la que estamos trabajando; la noche anterior preveíamos el modo del acto, fundamentalmente cómo disponer los largueros de aluminio que serán la estructura que soportarán las láminas de papel de nuestra exposición. Nos reunimos Herbert, Marcelo, Andrés, Nicolás, Dieter, Kleoni, Oscar, Manuel y un compañero más del lugar. Cada uno toma un larguero de aluminio de 5 metros, se disponen en vertical en torno a un círculo; Manuel lee el primer poema de Amereida, su primera parte, la que Kleoni luego recita en griego (ver versión griega de la primera parte del poema); Manuel continúa con el resto del poema y Kleoni cuando reconoce alguna palabra traducible del español la pronuncia en Griego; al terminar el poema Manuel de dirige hacia cada uno de los 9 participantes y sobre sus palmas de la mano expuesta y levantada, escribe con un pincel con agua un signo diferente para cada uno.

Seguidamente comienzan a bajar los largueros hasta las cuerdas suspendidas que cuelgan de la estructura del techo; se anudan los extremos de la primera, y los siguientes largueros se van apoyando unos a otros y se amarran en uno de sus extremos también a las cuerdas; agregan al fin las 6 restante para formar un entramado horizontal a 1,5 metros de altura.

Así dispuesto el espacio, Manuel lee un poema recorriendo el entramado de aluminios por su perímetro:

A la vid
  la luz creciente
       sobre el celeste cielo

las aves
      ágoras del tiempo
        silencian el rumor de la ciudad

en los montes
el dios también calla su presencia
su talante se erige
en los altos imprevistos humanos
                         su calamidad

y el día devuelve su rostro
     como un niño
            entre los brazos.

Ayer
mientras el sol ardía
su voz dibujaba
el fulgor matinal
              de la nostalgia

la antigua piedra retenida
  la gracia encaminada
a la perfecta lejanía
            de este minuto

y otra vez
       el cielo
           el jardín
     una flor amaneciendo
    todo el natural
             tan cerca del deseo

el cuerpo inaugurando su clausura
    la devoción que pronuncia
      el secreto entre los dedos

los frutos tardíos
    descubriendo en la memoria
         un destino irreparable.

Versión del poema en inglés:

To the vine
the growing light
over the celestial sky

the birds
     agoras of time
      silence the rumor of the city

in the mountains
   the god also silent his presence
    his mood rises
        in high human contingencies
                   its calamity

and the day returns his face
    as a child
        between the arms.

Yesterday
while the sun was burning
      his voice was drawing
          the morning glow
                 of nostalgia

the ancient stone retained
        grace directed
      to the perfect distance
              of this minute

and again
     the sky
        the garden
       a flower sun rising
   all natural so close to desire

the body inaugurating its closure
   the devotion pronounced
      his secret between his fingers

the late fruits
    discovering in the memory
      an unrepeatable destiny.
j j j

Juego de cartas

Definimos el juego de cartas (el naipe) como pieza clave de la phalène, en su sentido canónico ((Si bien se puede realizar una phalène sin cartas, la figura primera del acto las trae como las generadoras de un juego de lectura que desencadena el poema)). A partir de la figura de los nueve puntos en círculo se define una regla: unir puntos con uno o más trazos. Éste fue el algoritmo definido en el acto de recepción de los alumnos de primer año de la ed] Escuela de Arquitectura y Diseño en febrero de 2017.

A cada signo (dibujado por el profesor), el alumno decía una palabra. A partir de esta idea generatriz, se define un algoritmo para construir cartas para el juego de la phalène, estas cartas son generadas en el teléfono, de forma única.

 

j j j

Acto inicial

El acto inicial de la escuela, dedicado siempre a los alumnos que ingresan a primera año, lo hemos construido a partir de las premisas que mueven nuestra presencia en Documenta 14 –tanto Atenas como Kassel–, es decir: la idea de la phalène, como juego abierto de la poesía en que esplende la condición poética, por el mero hecho de la presencia y el hacer de los participantes.

Nos reunimos en el patio de la Escuela, en Recreo, y nos recibe el poeta Carlos Covarrubias con la palabra entrar, tanto en su acepción física de traspasar un umbral, como en su sentido de pertenencia –ser parte de. Los alumnos entran a un cuerpo mayor que los recibe primeramente en el ámbito de la palabra.

A cada alumno se le entrega un cartón blanco tamaño pliego, de 100 x 70 cm, los cuales venían ya con 9 perforaciones de diámetro 2 cm ordenados en círculo en medio del pliego; caminamos todos unos 150 m a la Plaza Recreo, en la parte más alta del sector; nos distribuimos e las diagonales y perpendiculares del trazado de la plaza; cada alumno –150– sostenía en su frente el gran pliego con las perforaciones; así dispuestos, los profesores repartidos por toda la plaza y la línea de alumnos, mientras se presentaban a ellos, les pedían sus nombres y a la vez una palabra para ese momento que luego escribían a pie del pliego; en las 9 perforaciones, los profesores unían los puntos a su manera, lo que conformó un dibujo enmarcado como un signo que parecía representar la palabra dicha por los alumnos.

Cuando palabra y dibujo ya estaban resueltos, nos movimos de manera de formar un círculo entre todos; adentro de él, los poetas pasaron por cada uno en el sentido del reloj y comenzaron a leer el «poema» que allí estaba escrito y debía ser pronunciado:

una narval inspiración sobre la tierra
pero la poesía ave sin armonía
que cabe su salto de paz de fuego
no como caracol sino como vida 
entonces aquella noche de la verdad
de cemento y amabilidad

tu libertad bajo el sol cualquiera
tu piedra en amarillo de agonía
fue sueño durante la alegríay el gato entre el bosque
cabe en la dedicación a la justicia
y la libertad sin el amor
como un árbol de esfuerzo
lejos en el universo cuando el sol transparente
en odisea y visión
es beso esperanza confianza
nervio en la expresión de un airetodo niño es vía de crecer en luz
como renacerán la paciencia de tu altura
justo en la suerte

en la pintura que nunca sobra
en la paz versus el conejo
la acción siempre es éxito
pero la idea vía esperanzay la familia una felicidad
una paz en flor
luego el autóctono en la palma
ante un subjetivo cielo
para inventar tu camino
aún de mar de aire
la perseverancia según el milcao
el zoperutano en pánico contigo

aquella flora en el efímero cambio
casi la nobleza del tonto
y toda América en el piano
cuyo grito de teatro
durante la serenidad del verso
cabe en el flagelo sin lluvia

y las estrellas del viento
en la mirada de la noche
de nuevo en tu vida
cada nube cada luna
de espacio para andar
sobre esa visión
con diseño hasta crear pensamiento
desde una travesía libre
donde expresión ideas y origen
en tu flecha de creación
red de respeto ascendente
como una belleza
anglo-fuego
sobre el camino

Luego de la lectura del poema «hecho por todos», bajamos por la calle Latorre, y por la entrada sur llegamos al patio de los cursos de primer año; el director de la Escuela, Iván Ivelic nos recibe, presenta a los profesores e invita a los alumos de arquitectura y diseño a comenzar sus talleres; los invitamos para el próximo miércoles a encontrarnos en la Ciudad Abierta para una segunda parte de este acto que se realizará con la presencia ahora de todos los alumnos de la Escuela.

El día miércoles 8 de marzo nos reunimos toda la escuela a pie de la duna en la vega de la Ciudad Abierta, el día está semi nublado, fresco. Llamamos a los alumnos de primer año que son 160 y que portan un traje blanco en forma de «carta» que tiene adelante y atrás; en la cara de adelante viene dibujado un signo hecho en su primer día. Se formaron todos uno al lado del otro frente a la duna con el signo y su palabra hacia adelante. Los alumnos de cursos superiores, unos 200, suben a la duna en la parte alta y forman un arco mirando hacia el poniente; ambos grupos están enfrentados. Los poetas leen a viva voz nuevamente, ahora para todos, el poema realizado en el acto inicial.

Carlos Covarrubias luego del poema les da la bienvenida a todos y señala la determinación de llevar adelante un acto que celebre este momento y a su vez abra este nuevo tiempo: momento de acto y phalène que preludia la partida de la Ciudad Abierta, Amereida y la Escuela a la Documenta 14 de Kassel, que se inicia en abril en la ciudad de Atenas, Grecia. Para ello, hemos querido que el cuerpo entero de nosotros sea el que construya este modo de ir que toma la figura de la phalène como un signo –también– de nuestra poética que va entre-actos construyendo ese «vuelo quebrado y anhelante».

Una instancia de la phalène requiere de un juego de cartas cuyas imágenes deben ser interpretadas por sus participantes para que luego el poeta las conjugue en un sólo porma; la idea para este acto consiste en que se dibujen estas imágenes en la parte posterior blanca de los trajes con el signo y palabra que prtaban los alumnos de primer año; formamos un círculo con todos ellos en el exterior, todos ellos mirando hacia afuera; los alumnos de cursos superiores estaban en el interior y determinamos 4 zonas señalada por los colores cian, magenta, amarillo y negro; cada una eran dibujadas bajo las directrices siguentes:

  1. Amarillo: dibujo de la lejanía
  2. Cian: dibujo de la proximidad
  3. Magenta: dibujo de detalles del cuerpo
  4. Negro: Sombras

La idea era que el dibujo nuevo para las cartas de la phalène tuviese elementos interpretables y legibles; esto remite a la cuestión figuración-abstracción en cuanto a lo que significa interpretar, por ejemplo una imagen no representativa, se trata de sacar una palabra al lector a partir de una imagen. Cada zona de color se desplazaba a la siguiente –girando en el círculo– para que todas las cartas recibieran los 4 colores.

j j j