Obras

En armonía con el paisaje natural subsisten en el entorno cuantiosas construcciones. Las obras son producto del trabajo de años de diversos autores, miembros de la corporación en su mayoría pero también de alumnos y profesores de la PUCV.

Son, en todo sentido, reflejo de una comprensión del territorio, más allá de sus dimensiones convencionales. Una comprensión nacida de la palabra poética que abarca todos los oficios. Manifiestan así el modo que se tiene de estar en la Ciudad Abierta; lo efímero.

Su construcción propicia aquel modo singular de habitar e interactuar en la ciudad tanto en lo público como en lo privado. La hospitalidad, el oír al otro, como principio fundamental.

Esculturas, obras exteriores, hospederías y vestales componen este paisaje donde nada es uniforme ni pretende serlo.